Malandar

El horterísmo sin control no tiene límites. La modernura es imcomprensible, tus padres ya no te dan dinero para salir y el lunes tendrás que volver a levanarte temprano para ir a trabajar y ganarte el pan con el sudor de los pliegues que se te forman en la barriga al sentarte. Pero pase lo que pase, la versión marca Coviran de los ídolos de nuestro tiempo estarán ahí para sacarte una sonrisa bailando subnopop, bacalao y música bien mamarracha. Se recomienda asistir vestido como si fueras a una boda pero odiases a todos los invitados.

Share

No comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Reply